jueves, 16 de febrero de 2012

Grecia arde, Atenas arde

Grecia arde, Atenas arde
x James Petras - La Haine 
El pueblo ha dejado de marchar simplemente. No sólo protestan, no sólo hacen huelgas, sino que están combatiendo en las calles de todo el país

Comentario para CX36 Radio Centenario del sociólogo norteamericano, Prof. James Petras desde Nueva York – Estados Unidos. Lunes 13 de febrero de 2012. www.radio36.com.uy
Chury: ¿Qué análisis está surgiendo sobre algunas de las realidades del mundo?
Petras: Empezamos con Grecia, porque Grecia arde en este momento. Hay más de 200.000 manifestantes en Atenas y miles más entre Salónica (1) e incluso en las islas turísticas, hay un levantamiento popular muy combativo.

En Atenas solo, han quemado mas de 50 edificios, según me dicen mis amigos desde allí. Docenas de coches, escaparates y otras cosas están ahora en llamas; y me dicen que la policía incluso está a la defensiva. Entre los 80 y pico de heridos 30 son policías.

Incluso el jefe de la policía hizo una declaración diciendo que si encuentra a los funcionarios del Fondo Monetario los va a encarcelar. Es una declaración simbólica porque en Grecia la policía no puede encarcelar a un funcionario sin tener un documento del Procurador. Pero indica que hasta la policía se está defendiendo del régimen títere, que está en contra de todos estos planes de austeridad.

Hay que entender que esta insurrección griega que está en todas partes, es producto de un paquete donde el gobierno títere acuerda despedir a 150.000 empleados y trabajadores en los próximos 3 años, empezando el año 2012 con 15.000. Y enseguida un recorte del 22% en los salarios arriba de los recortes anteriores, y que los pensionistas van a sufrir una baja del 23%.

Es una situación dramática donde hay 3 generaciones de familias ahora que tienen que vivir juntos -nietos, padres y abuelos- con la única base de una pensión. Es una situación criminal y los gobernantes están totalmente desprestigiados, a tal punto que incluso 40 diputados oficialistas votaron contra el paquete y ya están expulsados de esta dictadura colonial europea contra el pueblo griego.

Hay una cosa muy interesante en esta situación, un famoso héroe de la Segunda Guerra Mundial, Manolis Glezos (2), que ya tiene 89 años, ha declarado que el pueblo griego se levantó. Glezos es muy famoso porque durante los primeros días de la ocupación nazi él subió a la Acrópolis y bajó la bandera nazi frente a las narices de los de la Gestapo que estaban ocupando la Acrópolis.

Y salvó la vida por casualidad, estaba a punto de ser fusilado después que lo capturaron. Incluso el viejo héroe Glezos se ha declarado partidario de este levantamiento popular y caracteriza a los gobernantes como los herederos de los nazis.

Por la forma que se están imponiendo estas medidas antipopulares, antipueblo, se puede trazar un buen paralelismo con lo que hicieron los nazis. Y el pueblo griego ha alcanzado los límites de castigo por parte del gran capital extranjero que quiere exprimir todo lo posible de Grecia y dejar al país completamente destruido.

Lo irónico es que el Sr. Papademus, que es el títere, está nombrado por el Fondo Monetario como el primer ministro pero nunca fue elegido, ha dicho que el pueblo está destruyendo al país y que son vándalos.

Es absurdo, porque los que están destruyendo al país son los banqueros, son los parlamentarios, son los dirigentes políticos y el mismo Papademus, que han hecho tanto daño destruyendo la economía, destruyendo el estándar de vida de Grecia y proponiendo medidas que van a profundizar la miseria absoluta.

Pero lo que es importante es que ya el pueblo ha dejado de marchar simplemente. No sólo protestan, no sólo hacen huelgas, sino que están combatiendo en las calles de todo el país. Atenas en la cabeza, pero en muchas otras ciudades e islas como Creta, hay grandes luchas callejeras, y la policía con mucha reticencia está defendiendo lo indefendible.

Ese es el primer comentario, Grecia arde, Atenas arde.

El segundo punto que quiero comentar es sobre los Estados Unidos, en relación con la violencia en Siria e Irán. Tenemos informes que nos dicen que los EEUU y Europa, principalmente Francia e Inglaterra están canalizando armas a sus mercenarios tratando de derrocar al gobierno de Siria. Tenemos información de que EEUU está fortaleciendo sus tropas de guerra frente a Irán.

Y hay que entender esta política en relación con los acontecimientos en Washington. La principal formación político-social judío-sionista, American Israel Political Action Comittee, está movilizando a 10.000 delegados a una conferencia que van a lanzar en Washington en marzo. Esta conferencia tiene la prioridad de lanzar una nueva ofensiva contra Irán incluyendo un ataque militar. Y segundo, fortalecer el apoyo a los grupos mercenarios en Siria contra el gobierno de Bashar Assad.

Y eso para mí es importante entenderlo en relación con otro hecho que es el informe de Naciones Unidas este fin de semana que atacó la judaización de Cisjordania y Jerusalén. Este informe dice que toda la política del gobierno judío favorece los proyectos que son exclusivamente judíos.

Es decir, la ocupación de terrenos de palestinos, la expulsión de personas de diferentes religiones y privilegiar a los judíos en todos los proyectos de financiamiento del gobierno. Incluso hay caminos, autopistas exclusivamente para judíos.

Y uno pensaba que los sionistas en EEUU y en Uruguay tenían que sufrir este tipo de políticas, o sea, si tenemos un gobierno exclusivamente cristiano y aplicaba la política del gobierno judío, todo el mundo gritaba ¡antisemitas! Pero cuando los judíos en Israel aplican esta política racista exclusiva, los políticos se callan la boca.

¿Por qué los sionistas no critican la exclusividad judía en Israel? Es porque su primer lealtad está dirigida a cualquier cosa que haga Israel, independientemente que en el país donde son minoría siempre abogan por la igualdad de religión, de etnia, etc.

Esta doble moral es una de las hipocresías que tenemos que enfrentar hoy. Pero hay un vínculo entre la agresión de Washington hacia Siria e Irán, la expansión de Israel y la presencia de 10.000 judíos sionistas en Washington, presionando por la misma agenda que Israel.

Eso lo quería comentar porque ninguno de los grandes medios de comunicación -incluso Página 12 en Argentina,La Jornada en México- que son aparentemente de centro-izquierda pero no tocan el tema del poder sionista y las consecuencias desoladoras que implica el fortalecimiento del poder sionista en los EEUU.

Al final quiero tocar un otro tema. Es el tema de las primarias de la derecha en Venezuela, donde ganó Enrique Capriles.

Cuando ganó Capriles, en contraste con el pasado, pronunció un programa propio de lo que podíamos considerar de centro-derecha. Diciendo que él va avanzar en los intereses del país, defender al pueblo y otras cosas, clichés comunes de cualquier político demagogo.

Pero lo que no está incluido en el discurso de Capriles es que él no atacó directamente a Chávez. ¿Por qué? Es el opositor de Chávez, va a encabezar la oposición en las elecciones presidenciales.

Pero Capriles es astuto y él sabe que en este momento Chávez tiene el apoyo del 60% de la población en Venezuela. Si empieza atacando a Chávez va a provocar una polarización muy desfavorable para la derecha. Es un reconocimiento inclusive de que la popularidad de Chávez cruza muchas fronteras demográficas. Y es una cosa que debemos anotar.

Ahora, lo importante es que Washington está canalizando millones de dólares para financiar la organización y la campaña de la oposición. Es otro evento que demuestra la influencia nefasta que tienen los EEUU en la política internacional: Sean las guerras en el Medio Oriente o sea la subversión en América Latina. Igualmente estos eventos reflejan lo peor del imperialismo norteamericano, que no es simplemente una expresión retórica, refleja una realidad.

Mucha gente ha dejado de hablar de imperialismo pero es por falta de rigor en sus análisis de lo que representan los problemas que tenemos que enfrentar.
...
Chury: Lo que quería preguntarte, ¿La denominada primavera árabe es una nueva estrategia imperial de EEUU y la OTAN? ¿Esa primavera, como la ha llamado Occidente, puede ser trasladable a otros países que EEUU considere enemigos de sus intereses?

Petras: Hay dos cosas, primero existía un gran descontento en los países de África del Norte y del Medio Oriente contra las dictaduras respaldadas por EEUU. Existía una masa con mucho descontento pero también los EEUU tenían fuerzas de reserva para aprovechar el momento. Cuando caen los viejos dictadores ellos preparan un recambio para acortar el levantamiento popular, distorsionarlo y dirigirlo hacia canales que puedan defender la política norteamericana.

Eso es lo que hicieron en Egipto con la Junta Militar. Montaron algunas elecciones para que los musulmanes conservadores compartan el poder con la fuerza militar de Mubarak. En Túnez hicieron algo similar. El pueblo derroca a la dictadura de Ben Alí pero los EEUU tenían preparada en reserva una alternativa proimperialista.

Ahora, frente a este fenómeno Washington empezó a detonar otros movimientos como un contraataque contra la democracia. Por ejemplo, en Libia, en Siria, en Irán, fomentando el descontento y armando las fuerzas de choque de Washington.

Ahora, en Libia no hay que confundir dos cosas. Una es la caída de Libia y la otra son las fuerzas que se movilizaron contra Gaddafi. Si uno lo analiza, eran las fuerzas de la OTAN con bombas, aviones y fuerzas marítimas, las que realmente destruyeron el país y derrocaran al gobierno. Esos “rebeldes” eran una colección de fanáticos, de mafiosos, de asesinos que tomaron y destruyeron al país.

El país quedó destruido. Aparte del petróleo nada funciona en ese país. Incluso los periodistas occidentales han comentado que nada funciona, ni los teléfonos ni la alimentación del pueblo, y hay asesinatos constantes en todas las ciudades.

Por tanto, hay dos cosas en relación con la “primavera Arabe”. El pueblo hace un levantamiento popular y hay un contraataque imperialista. Han aprovechado el momento para lanzar una serie de agresiones encabezados por mercenarios pro-occidentales para derrocar gobiernos independientes. Es un plan de dominación que está en función de estas agresiones. Primero cae Libia, después apuntan a Siria y a partir de Siria lanzarán un ataque contra el Líbano e Irán.

Estados Unidos tiene 45 bases militares alrededor de Irán. O sea, tiene la flota más bélica y armada dispuesta frente a Irán. Están canalizando miles de fusiles hacia lo que llaman “la resistencia en Siria” que no son nada más que mercenarios y fuerzas de choque de la OTAN.

Y esa es la situación. Entre revolución, levantamientos populares y el contraataque mercenario de la OTAN.

Tenemos un doble juego y no podemos simplemente hablar de la ‘primavera árabe’. Tenemos que hablar de un invierno imperialista, como un contraataque. Y en este año electoral, los EEUU tiene entre otros enfoques que tratar de canalizar la opinión pública, para respaldar un gobierno que no tiene mucho que mostrar en su política económica.

Pero no hay interés en otra guerra aquí; según los datos entre los encuestados la política externa solo tiene el apoyo del 9% mientras el 80% se preocupa por la falta de empleo, problemas económicos, pérdida de hipotecas, etc.

Extractado por La Haine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada