sábado, 31 de marzo de 2012

Américo Silva dio su vida por la construcción del socialismo

Américo Silva dio su vida por la construcción del socialismo

Caracas, 30 Mar. AVN.- Luchó contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y en la Cuarta República se enfiló en el combate sindical e ideológico hasta llegar a la lucha armada. El comandante guerrillero Américo Silva cayó hace 40 años en manos de un grupo represivo de la antigua Guardia Nacional y el Ejército, durante el primer mandato de Rafael Caldera.

Era el 31 de marzo de 1972 cuando el cuerpo de Américo se derrumbó atravesado por las balas en un sector aledaño al kilómetro 27 de la vía San Félix-El Pao. “Dio su vida por la construcción del socialismo”, dijo Oscar Zambrano, del Círculo de Estudios Américo Silva

“La Revolución Bolivariana tiene sus raíces en las luchas de los combatientes de aquella época contra gobiernos opresores queolvidaban al pueblo y lo mantenían sumido en la pobreza”, apuntó.

Silva fue dirigente obrero en el estado Bolívar y desde allí impulsólas ideas revolucionarias en el primer Sindicato de los Trabajadores del Hierro de Venezuela; luego, en el oriente del país, fue dirigente agrario y promotor de luchas contra el latifundio, a favor de las reivindicaciones de los campesinos y el derecho a la tierra.

“Lo que hacemos ahora es consecuencia de la lucha y combate de compañeros como Américo Silva, que dieron su vida por construir una sociedad justa y amante de la paz”, expresa Zambrano.

Desde la Fundación Américo Silva, Luis Hernández Cumana, señala que la Revolución Bolivariana es el resultado de una serie de acontecimientos históricos y, entre ellos, la importante participación de la figura del Comandante Guerrillero.

En la Fundación destacan que Silva desde joven asumió decididamente diferentes expresiones de lucha contra el imperialismo, por la defensa de la soberanía nacional, los derechos de las clases más desposeídas del país y por el socialismo.

“En la Cuarta República tuvo un papel de vanguardia en la lucha revolucionaria”, dijo Hernández Cumana, quien destacó el rol de Américo como fundador del Frente Ezequiel Zamora en el estado Miranda, y del Frente Guerrillero Antonio José de Sucre, en el oriente del país.

Además, aclaró que no fue casual que este revolucionario, quien inició su cabalgar político como dirigente obrero, llegara a las armas y a las montañas.

“Las circunstancias históricas que se dan en el país obligaron a los revolucionarios a ir a las armas. Con Rómulo Betancourt se inició un proceso represivo contra toda disidencia, con aquello de 'Disparen primero y averigüen después', y la inhabilitación de los parlamentarios del PCV y de la Izquierda Revolucionaria”.

Los restos del luchador revolucionario fueron exhumados esta semana del Cementerio Municipal de San Félix, ubicado en el sector Chirica de Ciudad Guayana, su féretro fue trasladado por vía terrestre hacia Cantaura, estado Anzoátegui, donde se le rindió un homenaje por parte de ex miembros de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva.

El pasado jueves 29 de marzo los restos fueron llevados a El Guapo, estado Miranda, donde campesinos y ex combatientes del Frente Guerrillero Ezequiel Zamora le rindieron homenaje. Este viernesllegarán a Caracas y permanecerán en capilla ardiente en la Asamblea Nacional, para después ser inhumados en el Cementerio del Este junto a la tumba de su esposa y compañera revolucionaria Argelia Velásquez de Silva.

Además del homenaje que se le rinde al Comandante Guerrillero, luego de la exhumación se hicieron unos análisis forenses que permitirán concluir cómo murió y determinar si fue una víctima más del terrorismo de Estado que prevaleció en los gobiernos anteriores a la Revolución, según ha declarado su hijo.

“La práctica de terrorismo de Estado fue sistemática durante las décadas de los 60 al 90 y consideramos que aquí también hubo atropellos a los derechos humanos".


GRACIAS POR ESTAR AQUÍ

Si te gusta el blog, valoras al trabajo y esfuerzo realizado, quieres  y puedes apoyarlo económicamente, muchísimas gracias porque estarás contribuyendo al esfuerzo de conseguir que la información siga apareciendo.
BANCO PROVINCIAL CTA-CTE : N° 0108-0377-22-0100048125
A NOMBRE DE LISETTE GIL.
VENEZUELA.
"Dar y Recibir" continuará siendo una ley espiritual efectiva,
¡la practique usted o no!.
"Porque donde esté tu tesoro, allí también estará tu corazón".

¡Todo esfuerzo tiene su recompensa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada