jueves, 22 de marzo de 2012

El encubrimiento cobarde por parte de la OTAN del bombardeo de Libia

El encubrimiento cobarde por parte de la OTAN del bombardeo de Libia....ir al enlace


A los diez días de la sublevación de Benghazi el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas creó la Comisión Internacional de Investigación sobre Libia. La finalidad de la Comisión fue “investigar todas las supuestas infracciones del derecho internacional de derechos humanos en Libia”. El 15 de junio la Comisión presentó su primer informe al Consejo. El informe de junio no fue más concluyente que el trabajo de las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos (como Amnesty International y Human Rights Watch). En algunos casos el trabajo de los investigadores de estas ONG (como Donatella Rovera de Amnesty) fue de mayor calidad que el de la Comisión.

Debido a la guerra inconclusa, seguida de la inseguridad reinante en el país a consecuencia de la misma, la Comisión no volvió al país hasta octubre de 2011 y no inició ninguna investigación real hasta diciembre de 2011 [con la invasión terminada]. El 2 de marzo de 2012 la Comisión presentó por fin un documento de doscientas páginas al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. Hubo poca fanfarria cuando se publicó el informe y las deliberaciones del Consejo en torno al mismo fueron igualmente comedidas.

Sin embargo el informe es bastante revelador e indica dos elementos importantes: primero, todas las facciones cometieron sobre el terreno crímenes de guerra; segundo, hay una falta total de transparencia sobre los posibles crímenes de guerra de la OTAN. Estos dos puntos son muy importantes. Apuntan a que la prisa por la “intervención humanitaria” por parte de la OTAN podría haberse basado en pruebas exageradas y que los efectos de la propia intervención militar de la OTAN podrían haber sido menos “humanitarios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada