domingo, 11 de marzo de 2012

Londres reconoce su derrota en Afganistan

Londres reconoce su derrota en Afganistan 
|Pravda Liberation Paris 1871|Redaccion Paris| Imprimir artículo

El embajador del Reino Unido en Afganistán, William Patey, admitió el sábado los errores de los países occidentales en Afganistán.
 
El embajador británico afirmó que los gobiernos occidentales han tenido un montón de errores y fracasos durante la última década en Afganistán, lo más importante es la imagen de una pronta victoria en la guerra contra los taliban.
 
En una entrevista concedida al diario británico “The Sunday Telegraph”,  Wiliam Patey aseguró que “nuestro gran error fue que después del derrocamiento de los taliban, pensábamos que habíamos ganado y atacamos después de dos años a Irak”.

“El ataque militar contra Irak, en 2003, nos centró la atención de Afganistán a Irak, por lo tanto, perdimos muchas oportunidades, entre ellos enseñar y organizar el Ejército nacional de Afganistán, medida que ha ocasionado que los taliban vuelvan a escena”.
 
Según Patey, las evaluaciones de los Estados Unidos y Gran Bretaña se equivocaron, ellos creían que los militantes escaparon y no volvían, por eso centraron toda su atención hacia Irak.
 
El diplomático británico, en mención a la indignación del pueblo afgano sobre la presencia de las fuerzas extrajeras en su país, alegó que las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se consideran como un elemento preventivo para la estabilidad del país asiático.
 
Patey, quien le queda dos semanas de su carrera diplomática, recalcó que Afganistán podría quedar desestabilizado por años, tras la salida de las fuerzas extranjeras, pero la situación va a  mejorar poco a poco.
 
En la actualidad, Gran Bretaña tiene 9 mil 500 tropas militares en Afganistán, la mayoría desplegadas en la provincia sureña de Helmand. Desde el comienzo de la guerra en el país asiático, en 2011, más de 404 militares británicos han muerto en Afganistán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada