domingo, 25 de marzo de 2012

Los serviciales verdugos de Israel: El AIPAC invade Washington

Los serviciales verdugos de Israel: El AIPAC invade Washington....ir al enlace


Introducción: Una semana de humillación nacional

Desde el 4 hasta el 9 de marzo de 2012, 13.000 militantes israelíes convencidos de que la política exterior israelí es lo primero tomaron el «Washington político» (1) e impusieron el programa político de un gobierno extranjero (Israel) ante el clamoroso aplauso y aprecio de los legisladores y ejecutivos estadounidenses vasallos y cautivos que abarrotaban los salones y estrados humillandose ante los gestos imperiosos de sus amos israelíes, que estaban de visita. (2)

El encuentro anual del Comité de Asuntos Públicos Israelo-Estadounidenses (sic) (AIPAC, American Israel Public Affairs Committee) es la exhibición pública más vergonzosa del poder judío-sionista moldeando la política exterior estadounidense. El propósito exclusivo del AIPAC es garantizar el poder político y militar incontestable de Israel sobre una extensa zona que abarca desde el norte de África hasta el Golfo Pérsico. Ante el AIPAC desfilaron más de tres cuartas partes de los congresistas estadounidenses, además del presidente Obama y el vicepresidente Biden y totod alto cargo del gabinete que guardara algún tipo de relación con la política exterior estadounidense (incluidos Clinton, la Secretaria de Estado, y Panetta, el Secretario de Defensa). Todos repitieron en voz alta como loros el calendario político y las prioridades militares que el AIPAC había impuesto a Estados Unidos. (3)

El AIPAC: Una plataforma de lanzamiento para los dirigentes israelíes

La reunión del AIPAC es, a todas luces, no una reunión de «otro grupo de presión cualquiera»: (4) es la plataforma de lanzamiento utilizada por los máximos dirigentes políticos y militares de Israel para arrastrar a Estados Unidos a otra guerra de primera magnitud en Oriente Próximo: en esta ocasión, contra Irán. (5) Simon Peres, el presidente de Israel, inauguró la conferencia estableciendo el tono militar y el marco político para el presidente Obama, que intervino a continuación haciéndose eco con sumisión del lenguaje y el contenido del líder israelí. (6) Al día siguiente, el primer ministro israelí, Netanyahu, habló y marcó con contundencia la línea a seguir para librar la guerra de Estados Unidos contra Irán, (7) mientras millares de judíos estadounidenses destacados y respetables, que piensan que Israel es lo primero, daban docenas de saltitos sobre el terreno apoyando con fanatismo una guerra estadounidense; una guerra en la que pocos de sus hijos, parientes o amigos, si es que alguno, perderían la vida o alguna extremidad. (8) Fue el mismo Bibi Netanyahu quien en una ocasión opinó que el ataque del 11 de septiembre contra Estados Unidos beneficiaba a Israel porque vinculaba más estrechamente a Estados Unidos con los intereses israelíes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada