miércoles, 21 de marzo de 2012

Políticas sociales en Venezuela protegen a la población de la inflación

Políticas sociales en Venezuela protegen a la población de la inflación
por Julio Pereira

Caracas, 17 Mar. AVN.- Entre los esfuerzos del Ejecutivo Nacional por garantizar el bienestar de la población, está el mantener una política económica humanista caracterizada por una importante inversión social que, a través de diferentes programas y misiones, repercute de forma positiva en los hogares más humildes del país.

La inflación anualizada en Venezuela alcanza 25,6%, de acuerdo con el último informe publicado por el Banco Central de Venezuela (BCV) y, aún cuando la cifra se muestra a simple vista comparativamente más alta que la inflación de otros países de la región, los indicadores socioeconómicos del Instituto Nacional de Estadística (INE) ubican a Venezuela como la nación con la mejor distribución de la riqueza en América Latina, con un coeficiente de Gini de 0,39 para 2011.

El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, destacó en recientes declaraciones a los medios de comunicación que la inversión social realizada por el Gobierno Bolivariano desde 1.999 se acerca a los 500 mil millones de dólares.

Señaló que los recursos se han destinado principalmente al sector salud y a la educación "porque si estos servicios son gratuitos los venezolanos puede destinar sus ingresos a la alimentación", dijo.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó en febrero 2012 la menor variación intermensual en cuatro años (1,1%) mientras que la inflación anualizada para el mismo período se ubicó en 25,6%, cifra inferior en 3,1 puntos porcentuales en relación al mismo mes de 2011, cuando se situó en 28,7%.

En este sentido, el ministro Giordani mencionó que la misión AgroVenezuela ha tenido una gran influencia en el decrecimiento inflacionario.

El presupuesto de la nación para 2012 prevé que la inflación se ubique entre 20 y 22% al cierre de este año, mientras que se espera que la economía crezca 5% (en 2011 creció 4,2%, aún cuando las estimaciones presupuestarias eran de 2%).

Al referirse a la factibilidad de alcanzar esta disminución inflacionaria en 2012 el ministro de Finanzas expresó que la misma se logrará "en la medida en que sigamos haciendo ese esfuerzo diario, no solamente del Gobierno, sino también de parte los consumidores y del sector privado que tiene que producir con márgenes de ganancias razonables".

Atacar la inflación sin sacrificar al pueblo

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, Jesús Faría, recordó que los esfuerzos del ejecutivo están dirigidos a que la inflación afecte lo menos posible las condiciones de vida de los trabajadores venezolanos.

"Estamos logrando los esfuerzos por reducir la inflación sin sacrificar las políticas sociales que han generado bienestar en los sectores populares de la sociedad venezolana y esto es un avance, indudablemente, incluso en relación con otros países", expresó.

"Tenemos niveles altos de inflación, pero otros países que tienen menores niveles de inflación se destacan por situaciones sociales insostenibles desde el punto de vista ético y de precariedad, con mayor desocupación, con mayor pobreza y eso obedece, precisamente, a la ausencia de políticas sociales", explicó el economista.

México, que según sus cifras oficiales registra una inflación de 3,87 % y un desempleo de 5%, tiene un nivel de pobreza que representa 50% del total de su población "es la más alta de América Latina", acotó Faría.

De igual manera, Colombia tiene una inflación de 4% e inició el año con una tasa de desempleo de 12,5%, sin embargo, presenta un alto nivel de desigualdad en la distribución de los ingresos, con un Índice de Gini de 0,57, mientras que la pobreza alcanza al 44% de su población y la pobreza extrema 16%.

Faría también se refirió a la situación de Chile; "donde los niveles inflacionarios son de 4,4% pero el nivel de desigualdad en la distribución de sus ingresos es el más alto de América Latina", indicó.

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), divulgado en 2011, reveló que Chile es el país más desigual entre las naciones que integran esta institución, en donde el 10% más rico de la población gana 27 veces el sueldo del 10% más pobre. Este país presenta un Índice de Gini de 0,52 y una pobreza de 18,9%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su informe Panorama Social de América Latina 2011, revela que Venezuela ocupa el cuarto lugar de los países con el menor porcentaje de pobreza.

En este sentido, las cifras del INE indican que la pobreza disminuyó de 49% en 1998 a 27% en 2011, mientras que la pobreza extrema disminuyó de 21% a 7% a 2011.

Faría destacó que el Gobierno Nacional combate la inflación desarrollando iniciativas en materia de producción y en el combate a la especulación y los monopolios.

"El combate a la inflación no tiene ningún sentido si eso no se traduce en bienestar y en mejoras sustanciales de la calidad de vida de los trabajadores. A pesar de que todavía no hemos obtenido el éxito esperado en materia inflacionaria, se han creado medidas compensatorias muy sólidas. Para nosotros no hay una alternativa entre inflación e inversión social", recalcó.

En este escenario, el ingreso mínimo legal de un trabajador en Venezuela, que incluye su ingreso por salario mínimo (1.548 bolívares equivalente a $360 dólares) más el bono pagado en cesta tickets dispuesto en la Ley de Alimentación, alcanza actualmente 2.357 bolívares (equivalente a 548 dólares estadounidenses).

De esta manera el ingreso mínimo venezolano se ubica entre los más altos en América Latina mientras que en Chile se ubica $ 388; Colombia $ 327 y México $95.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada