domingo, 4 de marzo de 2012

Sancion al petróleo iraní se vuelve contra Estados Unidos

Sancion al petróleo iraní se vuelve contra Estados Unidos
|Pravda Liberation Paris 1871|Redaccion Paris|
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el sábado pidió al Congreso de los EE. UU. terminar las exenciones fiscales para las empresas petroleras, que suman un total de 4.000 millones de dólares al año, apuesta, asimismo, por el uso de fuentes limpias y renovables.

“Estas son las mismas empresas que registraron beneficios récord, decenas de miles de millones de dólares al año”, precisó Obama. “Yo no creo que las empresas de petróleo necesiten más beneficios fiscales. El Congreso debería acabar con estos beneficios impositivos”, añadió.
Así respondía Obama a las críticas en aumento de los republicanos, que achacan a sus políticas el alza de los precios de la gasolina. Las sanciones que este presidente y su camarilla han orquestado contra el crudo iraní, arrastrando en la marabunta a otros países, han repercutido en la subida del precio del combustible a nivel mundial, volviéndose en contra del propio Obama en vísperas de las elecciones.

A los norteamericanos, y futuros votantes, preocupa especialmente la subida de la gasolina, puesto que el 76% acude al trabajo en automóvil, y la Asociación de Automóviles (AAA, por sus siglas en inglés) ha informado de que el precio de gasolina en mayo llegará a 4,25 dólares el galón (3,8 l), de los 3,60 que cuesta actualmente.

Barack Obama, a la desesperada, propone como alternativa el desarrollo de las nuevas tecnologías. Se justifica añadiendo que "aunque consumimos el 20% del petróleo del mundo, sólo tenemos un 2% de las reservas mundiales", e insiste en que su Gobierno ha duplicado el uso de fuentes limpias y renovables de energía en los EE. UU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada