sábado, 28 de julio de 2012

Rusia no permitirá inspecciones de sus buques con rumbo a Siria

Rusia no permitirá inspecciones de sus buques con rumbo a Siria
“No participaremos en las acciones que den cumplimiento a las sanciones de la UE contra Siria"

Rusia no aceptará que sus naves sean registradas de acuerdo con las sanciones de la Unión Europea destinadas a prevenir el suministro de armas a Siria, aseguró el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso este sábado.

En un comunicado publicado en su página web, el Ministerio reiteró que se opone a las sanciones unilaterales contra el país, a las que calificó de violación de la soberanía de esa nación, desgarrada por un conflicto militar intestino. 

“Intentaremos no participar en los actos que den cumplimiento a las sanciones de la UE contra Siria y no aceptaremos solicitudes de inspección de naves rusas u otras prácticas restrictivas”, afirma el comunicado. 

El pasado día 23 la UE aprobó una nueva serie de sanciones contra Siria que estipulan nuevas reglas de revisión de las embarcaciones y de las aeronaves sospechosas de suministrar al país árabe armas u otros equipos que puedan usarse para la represión de la población.

Según la resolución, todos los países comunitarios deben llevar a cabo una revisión de las embarcaciones que pasan por sus aguas territoriales si hay algún indicio serio para sospechar que llevan alguna carga prohibida. La misma regla se aplica a los aviones de carga que llegan a o parten de los aeropuertos europeos.

Actualmente un grupo de naves de guerra de tres flotas rusas está presente en el mar Mediterráneo. Este mes varios medios de comunicación hicieron conjeturas sobre si podrían arribar al puerto sirio de Tartus, donde Rusia mantiene un centro de apoyo técnico para la Flota del mar Negro. 

El pasado mes de junio, el carguero ruso Alaid fue detenido frente a las costas escocesas. Llevaba helicópteros de ataque que Siria compró en su día a la Unión Soviética y que Rusia se comprometió a modernizar bajo un contrato firmado en 2008. 
El carguero tuvo que dar la vuelta al ser cancelado su seguro por una empresa británica a petición del Gobierno del Reino Unido tras una drástica condena de la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, por presunto suministro de armas rusas a Siria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada