miércoles, 26 de septiembre de 2012

Chávez ha logrado un cambio de cultura generalizado

Chávez ha logrado un cambio de cultura generalizado

x James Petras - La Haine

El liderazgo de Chávez y la implementación de programas socialmente avanzados han afectado el conjunto de la cultura política, que hasta la derecha copia

Audición de James Petras por CX36, Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay) a través dewww.radio36.com.uy

Efrain Chury Iribarne: Le estamos dando los buenos días a James Petras, que ya está en contacto con Radio Centenario desde Nueva York. Si te parece, nos gustaría escuchar tu análisis sobre las elecciones que se celebrarán en un par de semanas en Venezuela y también sobre las de Estados Unidos.

JP: Tenemos una diferencias muy importantes en ambos casos que debemos comentar. En el caso de Venezuela, la importancia de las reivindicaciones del gobierno de Hugo Chávez tiene enorme influencia sobre el candidato de la derecha.

En otras palabras, a partir de las reformas, de las Misiones, de los planes de Salud, Educación; las subvenciones en los supermercados y todo lo que podríamos llamar la transformación social es tan fuerte, tiene raíces tan profundas, que el candidato de la derecha, Henrique Capriles, dice que -de ganar- va a conservar las Misiones que implantó Chávez. Sólo dice que va a mejorar la implementación para que no favorezca a unas u otras personas. Pero la gente del pueblo tiene muchas sospechas de que eso es pura retórica. E incluso la retórica refleja un cambio de cultura generalizada, donde Chávez ha tenido tanta influencia que hasta la derecha tiene que copiarlo.

Del otro lado, en los Estados Unidos, es el efecto opuesto. La derecha ha crecido tanto, el peso de la política de recortar programas han afectado incluso a los sectores supuestamente progresistas. En ese sentido, por ejemplo, cuando Mitt Romney dice que va a eliminar tal o cual programa para evitar que los individuos vivan del Estado porque no quieren trabajar, ha alcanzado tal impacto que Barack Obama y los demócratas dicen que ellos también van a recortar pero no eliminar los programas sociales. Es tal el impacto que tiene la derecha que ha influido incluso en los sectores progresistas, que hacen competencia sobre qué harán con el déficit fiscal, dicen que van a considerar qué limitaciones imponer al Plan Nacional de Salud, a la Educación.

Por tanto, por un lado en Venezuela, el liderazgo de Chávez y la implementación de programas han afectado el conjunto de la cultura política. Mientras que Obama, jugando con Wall Street y las guerras han hecho el trabajo por la derecha, y la derecha ahora influye sobre el debate y el diálogo político.

Por esa razón debemos decir que hay enormes divergencias en el mundo actual entre los que ponen sobre la mesa la necesidad de una política agresiva hacia la transformación, y no una política defensiva, que siempre hace el juego a la derecha.

EChI: ¿Obama tiene ventaja suficiente como para ganar las elecciones?

JP: Tiene un margen de garantía. Según las encuestas está delante un 2 o un 3% en lugares cruciales; en Estados donde es necesario que gane uno u otro candidato, pero en el panorama nacional la cosa es más estrecha. Esto es más que nada porque la gente está agotada y desencantada con Obama. La carta fuerte de Obama es el hecho de que los republicanos y Romney han tomado posiciones tan extremistas que han asustado mucho a gente que en un momento no querían saber nada con Obama pero ahora se han visto amenazadas en cosas muy básicas, por lo que van a votar a Obama. Pero está repartida la cosa entre la gente que se siente traicionada en estos cuatro años y por esa frustración deciden votar por Romney; y por otro lado hay un gran sector del electorado que entienden que Obama es un miserable pero es un mal menor, entonces lo van a votar para evitar que asuma un extremista.

Por eso digo, el margen es del 2 o 3% a favor de Obama. Pero las cifras económicas no marchan a favor de Obama y es un dato que en este último mes y poco que queda para las elecciones mucho va a influir en el voto de último momento.

EChI: Ante la muerte de Santiago Carrillo, te pedimos una reflexión sobre este comunista español y su trayectoria.

JP: Santiago Carrillo era un dirigente comunista que luchó contra Franco y movilizó la clandestinidad contra la represión, estuvo un tiempo en la cárcel, sufrió maltrato, tortura, abusos.

Pero también sirvió para el sistema de transición, él firmó el Pacto de Moncloa que todos entendemos que fue la forma de aceptar las reglas de juego burgués, dejar a los franquistas sin castigo, no investigar los cientos de miles de asesinatos y desapariciones en manos de Franco, y aceptó que el Partido Comunista Español (PCE) debía ser una partido parlamentario con una política reformista. Este Pacto de Moncloa tuvo grandes consecuencias, porque a partir de eso el PCE pasó de ser la fuerza mayoritaria durante la resistencia a Franco, a ser un partido minoritario, pequeño, y como consecuencia quedó al margen aún de su propia política electoralista.

En ese sentido, debemos reconocer la trayectoria histórica de Carrillo que en su momento fue un gran líder, pero que en el último período terminó siendo una figura muy marginada de la política, desprestigiado entre muchos militantes y comunistas. Ahora que ha muerto, en los funerales y los habituales recuerdos, la gente solo habla del lado bueno de Carrillo. Pero hay que hacer un análisis frío sobre el conjunto de su trayectoria y sobre cómo terminó.

Yo pasé muchos años en España y encontré muy pocos militantes obreros que tuvieran respeto por Carrillo; muchos decían cosas fuertes, lo acusaban incluso de ser traidor a la clase obrera; otros lo sindicaban de reformista, otros tenían una evaluación más equilibrada y le daban crédito por un lado, pero por otro, admitían que el Pacto de la Moncloa fue un error político.

El Pacto de la Moncloa fue el modelo para el Pacto del Club Naval que se dio en Uruguay años después.

[Análisis de la trayectoria de Carrillo en La Haine: http://www.lahaine.org/index.php?p=64073 ]

EChI: En agosto se cumplió un nuevo aniversario de la construcción del Muro de Berlín (agosto de 1961) y en noviembre se cumple otro aniversario de su caída (noviembre de 1989). ¿Qué significó ese muro? ¿Qué pasó después de su caída?

JP: Bueno, en un momento durante la Guerra Fría, Alemania [del Este], que estaba en la frontera con los países imperialistas, estaba siendo muy atacada e infiltrada por la CIA. Y en vez de buscar una fórmula democrática para enfrentar ese desafío, tuvieron que construir ese muro para restringir la circulación, porque en esa circulación se infiltraban provocadores, espías. Pero eso también perjudicó a muchos alemanes que tenían familiares o relaciones del otro lado de la ciudad de Berlín, que fue una ciudad dividida, una ciudad ubicada dentro del sector comunista, era una isla.

Uno tiene que decir que el Muro de Berlín fue una forma de proteger los avances socio-económicos, pero el costo de la libertad de circulación y de comunicación entre los alemanes, incluso obreros, fue muy alto.

Esta manera de arreglar los problemas políticos fue un fallo estratégico, porque el éxito que tenía Alemania Oriental en todos los sectores era indudable. Pleno empleo, y ahora hay un 9% de desocupados en Alemania; durante el período comunista en la parte Este no existía el desempleo, faltaba mano de obra, debían importar extranjeros, tenía gran éxito la industria, era el país más industrializado entre los países comunistas. Incluso era el país más importante en cuanto a exportaciones de maquinaria a Rusia, importando materias primas. Pero bajo el dominio del Partido Comunista era muy servil a la política de Moscú y esto también fue perjudicial, porque Rusia siempre utilizaba a Alemania como una carta de presión sobre Alemania occidental.

En este sentido, debemos decir que el muro fue una forma equivocada de encontrar una solución al problema de seguridad. No hay dudas que todos los países tienen que adoptar medidas de seguridad, pero seguridad dentro de un marco democrático y abierto para el pueblo, y represivo selectivamente contra los delincuentes y el espionaje del mundo occidental. Y como los comunistas tenían problemas para distinguir entre la libre expresión de un ciudadano fiel al Estado y un infiltrado, causó enormes problemas y tuvieron esos resultados.

Pero debemos decir una cosa curiosa. En las encuestas más actuales realizadas en las regiones donde había comunismo, la mayoría de la gente reconoce que vivía mejor bajo el comunismo que ahora. Después de que cayera el muro, el 25% de los alemanes viviendo en la parte comunista se quedó sin empleo, sin fábricas, sin plan nacional de salud, sin educación libre, por eso muchos se quejan de que no era esto lo que esperaban.

EChI: En Uruguay se critica mucho la política económica del gobierno argentino, que es un gobierno proteccionista y muy severo con los más ricos.

JP: La política de Cristina Fernández es muy complicada y contradictoria. Por un lado ha aumentado las pensiones, los salarios y mejorado el reparto de ingresos con beneficios sociales. El nivel de vida ha aumentado, la economía ha crecido, hay mucha más libertad que en años anteriores. Pero, por otro lado, también es un gobierno que ha trabajado muy fuerte con la gran minería extranjera, las compañías de modificación genética como la Monsanto, que ha perjudicado a los pequeños productores; y más allá trabaja con un sector de agro negocios, con monopolios internacionales como Dreyfus, Bunge.

Es una política que por un lado es progresista en relación con los gobiernos anteriores de Menem, Alfonsin, pero por otro lado falta mucho para ser un gobierno de lo que podemos llamar izquierda consecuente. Mientras tanto, en el conflicto con la derecha, con el gobernador de Buenos Aires, Mauricio Macri, parece un gobierno progresista; pero frente a las reivindicaciones de los ecologistas, de los trabajadores, parece un gobierno que carece de suficiente compromiso.

Por tanto, debemos poner las cosas en perspectiva. Hay que apoyar las medidas progresistas, pero mantener la independencia y criticar y denunciar los pasos en falso que tienen consecuencias negativas para el pueblo.

EChI: Macri ha entrado en conversaciones con Capriles para fortalecer las derechas en Venezuela y Argentina, sabiendo la amistad que une a los gobiernos de ambos países.

JP: La relación con Macri no tiene mucho peso en la política venezolana hacia las elecciones. Pero Obama y la CIA están trabajando muy fuerte a partir de las ONG's, canalizando millones de dólares ilegalmente a la campaña electoral, para financiar la televisión, propaganda, movilizaciones.

Macri puede ofrecer el apoyo moral, propagandístico, pero al final de cuentas lo que pesa para la derecha venezolana es el pago clandestino o semiclandestino de las ONG's controladas por los Estados Unidos. Las ONG's son instrumentos muy poderosos en las manos del imperialismo, por esa razón debemos comentar que Correa y otros dirigentes como Putin, los expulsaron de sus países, porque son ‘caballos de Troya’ supuestamente involucrados en los derechos humanos. Pero no están cuando hay crímenes de lesa humanidad en el mundo occidental, cuando Estados Unidos mata a miles de afganos, estos grupos nunca dicen nada. Si algún oligarca está involucrado en algún delito en Rusia siempre aparecen las ONG’s a decir que hay represión.

Las ONG’s no son organizaciones no gubernamentales, reciben todo su dinero directamente de gobiernos, en caso que haya un gobierno de derecha ellos trabajan tratando de desviar la atención de la lucha de clases hacia lo que ellos llaman auto ayuda, no tiene nada que ver con las reformas sociales que se vienen desarrollando en Venezuela, las 300.000 casas... Ellos buscan meterse y confundir a la gente con propuestas completamente a micro escala, sin consecuencias en las grandes mayorías.

Las ONG’s del imperialismo tienen mucho más que ver con los resultados de la campaña de la derecha en Venezuela que el señor Macri, que puede seguir tocando la guitarra en Buenos Aires.

EChI: ¿Te quedó algún tema para abordar?

JP: Si, debemos anotar que sigue el levantamiento del mundo musulmán, especialmente en Pakistán, pero ha tenido impacto en treinta países. Debemos enfatizar que eso no tiene nada que ver con la película, que supuestamente ha provocado este levantamiento. Los pakistaníes están enfadados porque Estados Unidos hace diez años que está interviniendo en su país, tirando bombas, invadiendo territorios, matando ciudadanos, financiando enormes desplazamientos por parte del ejercitó pakistaní. Ponen a Asif Ali Zardari, un delincuente, como Presidente –y digo delincuente porque en Suiza hay un proceso judicial por fraude en su contra-

Todo eso es la razón por la que el pueblo pakistaní se ha levantado. La película fue simplemente el detonante. Y eso pasa en todos los países donde se han levantado los musulmanes. Las protestas no tienen nada que ver con la película, la causa son los diez años de torturas, intervención, bombas, destrucción, que han afectado a los países musulmanes.

EChI: Bien Petras, te agradecemos mucho desde Radio centenario tu participación esta mañana y la promesa es de reencontrarnos el próximo lunes.

JP: Muy bien, adelanto que me gustaría en lo previo a las elecciones, dedicar un programa especial enfocado sólo a Venezuela.

EChI: Nos parece perfecto, te tomamos la palabra entonces.

JP: Quedamos así, un abrazo a toda la audiencia.

Extractado por La Haine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada