miércoles, 31 de octubre de 2012

LO ÚLTIMO DEL ESPECULADOR PRECOZ: SEGÚN MIRALEJOS, CAPRILES FUE BURUNDANGUEADO Y VIOLADO

LO ÚLTIMO DEL ESPECULADOR PRECOZ: SEGÚN MIRALEJOS, CAPRILES FUE BURUNDANGUEADO Y VIOLADO
Lea y diviértase con la última historia escrita por el periodista Clodovaldo Hernández, publicada este miércoles en El Especulador Precoz, encartado en los diarios Ciudad Caracas y Correo del Orinoco.


Una investigación realizada por un detective privado demostró que el fraude del 7-0 fue de última generación, casi de ciencia ficción. El descarado robo contra la oposición se perpetró mediante la administración masiva de una fórmula de burundanga de acción prolongada y el uso de unas voces sólo perceptibles para las personas bajo los efectos de este narcótico.

El detective Benteveo Miralejos explicó que la poderosa nota se le aplicó no solo a millones de votantes, sino que también se le administró una dosis especial al excandidato Henrique Capriles Radonski.

Por eso se mostró tan serenito y modoso la noche del 7 de octubre, cuando reconoció su presunta derrota. “El pobre flaco estaba hasta las medias de escopolamina”, sostuvo este Sherlock Holmes de fabricación endógena.

Precisó que con ese derivado de la brugmansia, belladona o campanita han sido robadas muchas personas y abusadas sexualmente gran cantidad de mujeres –y también algunos hombres–, quienes luego no saben qué les pasó y deambulan preguntando insistentemente “¿ontoy, ontoy?”. El investigador privado aseguró que, dadas las evidencias científicas “podemos decir que a Capriles lo ultrajaron, electoralmente hablando, y no se dio cuenta”, apuntó el detective.

Según Miralejos, no solo Capriles fue "burundangueado" y políticamente violado.

También Leopoldo López, Armando Briquet, Ramón Guillermo y hasta Leopoldo Castillo (¡ufff, qué mal gusto!). La misma suerte corrieron millones de electores que recibieron la escopolamina a través de la máquina captahuellas.

Se ha determinado que la persona, embobecida por la sustancia, llegaba ante el tarjetón sin voluntad alguna, convertida en una suerte de autómata, y entonces operaba el segundo componente del maquiavélico fraude. Mediante unos equipos hechos en Cuba (¡faltaría más!) proyectaban una voz en registro de murciélago, que les cantaba: ¡Chávez, corazón del pueblo!, y ¡zuas!, el elector caprilista terminaba votando por el tirano de Sabaneta. 

Benteveo Miralejos calcula, grosso modo, que de los ocho millones y tantos de votos que se contabilizaron a favor del autócrata, cerca de cinco millones fueron robados mediante el control mental de los votantes.

La terrible mezcla del estupefaciente y los susurros vampirescos fue usada en dosis reforzadas contra los miembros de mesa y testigos opositores, quienes fueron vistos con la mirada perdida y unas risitas idiotas a la hora de los conteos y las auditorías, expresiones inexplicables si se considera que les estaban dando tremenda zurra.

Miralejos, quien además de las investigaciones criminalísticas le mete un poco al opio de la ironía, sentenció que a partir de su próximo gobierno, el dictador debería cambiar su Twitter y en lugar de @chavezcandanga, ponerle @chavezburundanga.

(Especulador Precoz, semanario encartado en los diarios Correo del Orinoco y Ciudad Caracas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada