lunes, 29 de octubre de 2012

PÉREZ PIRELA: EL 16-D ENCONTRARÁ A LA OPOSICIÓN VELANDO AL MUERTO DEL 7-O

PÉREZ PIRELA: EL 16-D ENCONTRARÁ A LA OPOSICIÓN VELANDO AL MUERTO DEL 7-O
"En fin, se habla de todo y todos en la oposición, menos de lo que se debe hablar: las candidaturas regionales, que parecen estar olvidadas en una especie de "sálvese quien pueda".


El 16-D encontrará a la oposición velando al muerto del 7-O
Por: Miguel Ángel Pérez Pirela
(Columna Cayendo y Corriendo)

So pena de pasar por insistente, debo continuar reflexionando sobre un tema que, francamente, daba por superado: los "dimes y diretes" de la oposición en torno al 7 de octubre.

Lo primero que debe ser dicho (y por cierto con mucha preocupación), es que la oposición venezolana se quedó pegada en el 7-O. Ni los más influyentes asesores, ni siquiera los más "experimentados" de sus dirigentes, logran sacarla del limbo en el cual la dejó las pasadas elecciones presidenciales.

Mientras que el chavismo volteó la página y, pudiendo haberlo hecho, no se quedó adormecido en la llamada "victoria perfecta"; la oposición venezolana se quedó anclada en una derrota que no termina de entender, ni siquiera asimilar.

Maravillados, muchos actores nacionales e internacionales ven huérfana, a lo que hasta hace pocos días era una oposición "a punto de llegar a la presidencia". Todos la vemos con mucha pena (hay que decirlo), buscando por doquier a un líder que pueda hacerle olvidar a un Capriles que "aceptó antes de tiempo los resultados del 7-0".

Es así como Allup propone resucitar a la Mesa de la unidad, es decir a AD y COPEI; Poleo reivindica al "experimentado" Ledezma como nuevo líder de la oposición; Luís Vicente León arremete contra María Corina Machado y su acto suicida de cantar fraude; Leopoldo López se lava las manos a propósito de su completa ineficiencia para mover "maquinarias" electorales; y hasta el mismo Capriles cambia a su jefe de campaña Briquet, por un segundón de éste último. 

En fin, se habla de todo y todos en la oposición, menos de lo que se debe hablar: las candidaturas regionales, que parecen estar olvidadas en una especie de "sálvese quien pueda".

Se habla más en la oposición de lo que pudo ser, que de lo que será. Se empalmaron las dudas que trataron de posicionar mediáticamente contra el CNE, con el cambio de domicilio de 6 aspirantes a gobernaciones del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). En un raro silogismo opositor, los cambios de residencia de estos 6 candidatos, son ahora para la derecha la prueba irrefutable de que hubo "fraude", "triquiñuelas" o "trampa" el 7-O.

El derecho al pataleo es un sagrado derecho humano que no se le puede negar ni al peor de los enemigos. El detalle está en que el pataleo de la oposición la está llevando irremediablemente a otra derrota, que sólo se le podrá endosar a sí misma y a sus incapacidades mostradas y demostradas suficientemente.

Si bien es cierto que la derrota del 7-O se le pudo endosar a Capriles, Briquet, Leopoldo López y Primero Justicia en general; la derrota del 16-D será responsabilidad de toda una dirigencia opositora que, después de esa fecha, está obligada a desaparecer de la faz del mundillo político cuartorepublicano que sigue deambulando de derrota en derrota.

No tengo dudas que el 16-D sorprenderá a la oposición llorando todavía al muerto del 7-O. Un muerto que entierra a otro muerto, pues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada