miércoles, 28 de noviembre de 2012

Ecuador advierte que Assange padece afección pulmonar crónica

Ecuador advierte que Assange padece afección pulmonar crónica


El Gobierno de Ecuador advirtió este miércoles que el periodista australiano Julian Assange, refugiado en la embajada del país suramericano en Londres desde junio pasado, padece actualmente de una afección pulmonar crónica que requiere tratamiento médico porque podría agravarse.

La información fue dada a conocer por la embajadora de Ecuador ante el Reino Unido, Ana Albán, quien en declaraciones a la prensa de Quito recalcó que “el Estado ecuatoriano está cubriendo los gastos médicos del señor Assange y le proporcionamos a él visitas médicas regulares”.

Albán aseveró que la afección pulmonar “se pudiese agravar en cualquier momento”y a su vez, señaló que está a la espera de una reunión con el jefe de la diplomacia británica, William Hague, o la ministra del Interior, Theresa May, “para hablar de las posibilidades de un salvoconducto” al reconocido fundador de WikiLeaks, que ya lleva más de cuatro meses encerrado en la sede diplomática.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, afirmó este miércoles que la decisión de Inglaterra de no otorgar definitivamente un salvoconducto a Julian Assange, está afectando la salud del periodista australiano.

Patiño también dijo que su país espera “no tener que lamentar una situación grave allá (en Londres) y recordó que ya le había manifestado su preocupación a este respecto a su homólogo inglés, William Hague, durante una reunión que mantuvieron en Nueva York el 27 de septiembre.

Assange, de origen australiano y de 41 años de edad, está refugiado desde el pasado 19 de junio en la embajada de Ecuador en Londres, para evitar la extradición a Suecia, que lo reclama por delitos sexuales de los que él se ha manifestado inocente.

El australiano ha asegurado que si es extraditado a Suecia corre el riesgo de ser deportado a Estados Unidos, donde podría ser condenado a muerte por haber publicado múltiples documentos desclasificados del Departamento de Estado en su sitio web WikiLeaks, que revelan hechos de corrupción y conspiración durante las invasiones a Irán y Afganistán.

Julian Assange pidió asilo al presidente de Ecuador, Rafael Correa, para continuar “la misión de libertad de expresión sin límites” en una zona de paz, por lo que el presidente suramericano respondió afirmativamente a la petición el pasado 16 de agosto.

Pese a esto, el periodista no ha podido salir de la sede diplomática porque Londres asegura que lo arrestará.

El mes pasado, Ecuador destacó que su país no descarta llevar el caso de Julian Assange ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), aunque su Gobierno optara primero por agotar todas las instancias diplomáticas para garantizar la integridad física del periodista australiano y fundador de Wikileaks.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada