jueves, 7 de febrero de 2013

LA COMUNA AL TANTO INTERNACIONAL


LA COMUNA AL TANTO INTERNACIONAL
Director: Héctor salas

 JOSE CARMONA:  UNIDO AL MOVIMIENTO GUERRILLERO COMUNICACIONAL


La corrupción pasa por ser Derrotada en colectivo

Héctor Salas

06-02-2103


En verdad, durante estos largos catorce años transcurridos, sólo a punta y a costilla de Chávez, hemos logrado infringirle al bien apertrechado enemigo inmoral que es el capitalismo, innumerables y seguidas derrotas electorales. Pero aun, pese a toda esa andanada, sigue allí, desafiante y mandando a placer en condición de hegemonía dominante, la vieja ideología Burguesa. Incluso, en la lucha que libramos hoy, muy poco hacemos para embragetarnos con ella y derrotarla en el campo de lo cultural. Parece que la evadimos y a propósito. Ejemplos sobran; sólo para poner uno, en lo educativo, a duras penas y desde muy pocos espacios hemos intentado construir y amurallar la nueva ley orgánica de educación. Se trata entonces que ese esfuerzo, así como otros tantos que materializó Chávez como planes para permitirnos avanzar en nuestros propósitos libertarios, los hemos terminado por convertir y por asimilar como simples recetarios, como burdos mecanismo de coacción y para el enriquecimiento ajeno, y porque no decirlo, como bastardos instrumentos para seguir sustentando la vieja condición de eternos pedigüeños.

Lo mismo pasa con la corrupción. La siempre mortificante y destructiva corrupción. Hay quienes desde el campo de la revolución, por decirlo y aceptarlo así; por una parte se auto acusan y llegan hasta hacerse responsables de tanta ineptitud y tanta negligencia y, no conforme con ello, siguiendo con otras manías, también se empeñan en cargarle toda la responsabilidad al Psuv. Partido que de paso, no cuenta con ningún reconocimiento como para esperar de él, el cumplimiento de tan abnegada obligación. Pero las cosas son así, ellos se empeñan en ser el blanco de tales desgastes. No entendemos, o no queremos entender que unos de los grandes movimientos históricos sobre el cual tiene que sustentarse la nueva moral y la nueva ética socialista, es el llamado MOVIMIENTO CONTRA LA CORRUPCION y, en esta inédita revolución donde se invoca la democracia participativa y protagónica, sería muy bueno que tales preocupados de pluma, se pongan al frente de este gran movimiento e inicien, como cruzada al menos, una gran marcha contra la corrupción que nos estremezca desde el Rio grande hasta la Patagonia, por supuesto, pasando por nuestra patria grande. MANOS A LA OBRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada