martes, 19 de marzo de 2013

REDES TRUJILLO: ESTE ES HUGO CHÁVEZ: EL CUARTO BATE QUE LANZABA SU RABO 'E COCHINO (+FOTOS)

ESTE ES HUGO CHÁVEZ: EL CUARTO BATE QUE LANZABA SU RABO 'E COCHINO (+FOTOS)

El Comandante Chávez usó su pasión por el deporte, junto a su pedagogía popular, como su rabo ‘e cochino para llenar sus parábolas, sus enseñanzas, sus sentimientos.

El presidente Chávez, de carricito, soñaba con jugar beisbol en las grandes ligas. Las echadas de cuento de sus juegos, sus caimaneras, sus relatos de cómo el beisbol le sirvió hasta para entrar a la Academia Militar nos llenaron la vida cada vez que contaba sus anécdotas. Sus cuentos, sus relatos graciosos y hermosos del sueño de un niño que soñaba con ser grande.

Tenía un lanzamiento muy bueno, la “rabo ‘e cochino”, la forma espiral que tomaba la pelota le hacía honor al nombre. Y no lo abandonó jamás, ni el beisbol.

El Comandante Chávez usó su pasión por el deporte, junto a su pedagogía popular, como su rabo ‘e cochino para llenar sus parábolas, sus enseñanzas, sus sentimientos. Chávez no dejó de comparar nunca el mundo político con la vitalidad deportiva, y así volvió a surgir la rabo e’ cochino, desempolvada del cajón del recuerdo del carricito soñador, para convertirse en la rúbrica del hombre gigante con la que se aprobaban leyes, reglamentos, acuerdos, decretos para seguir ponchando a la oligarquía.

La rabo ‘e cochino volvió a la fama, pero ahora no era solo en la calle polvorienta, tranquila y olvidada de Sabaneta, ahora viajaba a China y se estampaba al final de la línea para hacer satélites, se plasmaba en la línea puntada que llevaba más pensiones, mejores salarios, más salud, más inclusión.

La rabo ‘e cochino sigue vivita, tan eterna como el Comandante. El pueblo la acoge ya como suya, como es suyo todo lo de Chávez para seguir dando la batalla contra los poderes que mezquinamente buscan volver a arrebatarle al pueblo las conquistas conseguidas. Con la continuidad del proceso, con el amor por la vida, con la esperanza en el futuro, la rabo e’ cochino sigue ponchando a la mezquindad y al odio.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada