sábado, 4 de mayo de 2013

Venezuela: Otro Golpe que no fue

Venezuela: Otro Golpe que no fue

El plan golpista de la oposición venezolana para impedir el reconocimiento al triunfo del presidente Nicolás Maduro, produjo ocho muertos, todos ellos bolivarianos chavistas, más de 60 heridos, y ataques incendiarios a unos 12 centros médicos que están atendidos por médicos cubanos y venezolanos respetados y amados por la población y daños e intentos de incendios en todo el país. Pero no pudo ser.


Por una parte la responsabilidad y mesura del presidente Maduro y la disciplina del pueblo chavista, que muchos no consideran a la hora de los análisis, impidió el objetivo de crear un enfrentamiento interno y una acción represiva sin salida alguna. Pero también el inmediato reconocimiento de los gobiernos de la región, que obligaron a retroceder a los primeros intentos de la Organización de Estados Americanos (OEA en línea con Washington que intentaba desconocer el indudable triunfo de Maduro.

El candidato opositor Henrique Capriles Radonski que ya anunciaba fraude desde hace tiempo, instigó junto a otros personajes de su equipo a la violencia en Venezuela llamado a desconocer el triunfo y exhibiendo supuestas pruebas, todas falsificadas.

Durante el golpe de abril del 2002, en el que participó abiertamente, Capriles Radonski actuó armado al frente de los grupos que intentaron asaltar la embajada de Cuba, a la que dejaron sin luz ni agua.

La foto de Capriles saltando una cerca ante la embajada cubana dio la vuelta al mundo. Por esta razón no es sorprendente su instigación a la violencia en estos días, al conocerse los resultados que ajustadamente daban el triunfo a Maduro.

El discurso particularmente violento de Capriles, fue un recurso mediático para abrir el camino a grupos de choque, que es lo que emplearon en sus acciones terroristas con amenazantes intentos de asaltar sedes gubernamentales, edificios públicos, en distintos puntos del país, y especialmente el Consejo Nacional Electoral, (CNE) con las consiguientes amenazas de muerte a sus autoridades.

El golpismo de las últimas horas no sucedió espontáneamente. Ni fueron espontáneos los miles de intentos para hackear e introducir virus a las computadoras del CNE, así como entrar a las cuentas de diversos funcionarios, entre ellos el propio presidente Maduro, bloqueado por más de 48 horas en su sitio en Twiter. Como todos deben saber el sistema electoral electrónico de Venezuela es considerado el mejor del mundo, el más seguro y eficaz.

Probado y reconocido hasta por los enemigos es indudablemente inviolable para nuestros países, pero es muy peligroso e ingenuo pensar que ante la imposibilidad de detener la voluntad de los pueblos en América Latina, que han derrotado las campañas más sucias de su historia, Estados Unidos no haya previsto invasiones cibernéticas y de cualquier otro tipo.

Todos sabemos cómo puede ser utilizado el poderío tecnológico de Estados Unidos, el principal interesado-además confeso- en impedir un triunfo de Maduro y tratar así de detener el huracán liberador que significaron los 14 años de gobierno del ya fallecido presidente Hugo Chávez Frías en Venezuela,

El Pentágono tiene sus propios equipos de Hackers y desarrolla la guerra electrónica y nos vigila a todos en el mundo. Precisamente por concentrar el mayor poderío tecnológico y militar del mundo no debe dejarse de lado, la posibilidad de un ataque de estas características.

Es asombroso que pocos recuerden los miles de ataques que se dieron durante el día de las elecciones venezolanas el 14 de abril pasado, contra el CNE y otras oficinas y cuentas personales, lo que pudo distraer la atención sobre un ingreso a sistemas de conteo y producir lo que se llama “un arrastre” de votos de un candidato a otro, en este caso, el propio como es Capriles Radonski.

Algo que se ha registrado antes en “ arrastres” de dineros de cuentas bancarias y en otros procesos recientes. Esto sólo puede ser comprobado por muy especializados Hackers, que puedan investigar-lo que es muy difícil- en las mismas computadoras sobre la hora en que pudieron haber ingresado los invasores electrónicos, amparados por una tecnología de altísimo nivel, que sólo cuenta el poder hegemónico, Tal como se ha mencionado en una nota en Aporrea, que no debe ni puede ignorarse..

Por eso ha habido una serie de apresuramientos analíticos que consideran que todas las encuestas estuvieron erradas, lo que nunca sucedió en Venezuela con las mismas empresas, o simplemente estimar que casi 700 mil votos favorables a la revolución bolivariana, expresados en la elección de octubre del 2012 hayan emigrado de un momento a otro hacia las fuerzas opositoras. Estos análisis tampoco tuvieron en cuenta que la desesperada carrera de Capriles llevó a lograr una mayor votación en su favor, de quienes lo apoyan pero no participaron en las últimas elecciones.

Ya se ha determinado que en los sectores donde viven encerrados y fuera de la realidad en sus propios e inaccesibles barrios los ricos venezolanos Capriles obtuvo más votos en varias mesas que los que lograra en octubre de 2012.

Otro análisis que se debe tener en cuenta es que hubo abstención en el terreno de los votantes favorables a Chávez y Maduro, precisamente porque consideraron, de acuerdo a las encuestas, que el candidato chavista ganaba con un enorme margen de diferencia. Es mucho más difícil para los sectores más humildes llegar a un centro de votación que para la oligarquía y los ricos venezolanos.

Por otra parte es necesario recordar lo que el presidente Chávez advertía en los últimos tiempos, sobre ciertos acomodamientos, amesetamientos políticos, retornos burocráticos, que él había sabido sortear brillantemente con las misiones, que cambiaron el perfil social de Venezuela en 180 grados, pese a lo que aún quedaba por hacer.

Chávez habló de todos los males que ayudan a retrasar un proceso revolucionario de este tipo, cuando sigue vivo el viejo y corrupto poder económico del pasado, y el oportunismo y la corrupción tienen sus propios nichos, y por lo tanto la lucha debe continuar librándose por dentro y por fuera.

El golpismo que debió retroceder ante la sabia prudencia de Maduro, quien sin embargo ha llamado a hacer justicia contra los asesinos de ocho venezolanos y que además intentaron quemar viva una persona por festejar el triunfo,y por los gravísimos daños provocados a centros de salud y otros. Esto debería alcanzar también al largo proceso de desestabilización que se produjo desde que se conoció la enfermedad que padecía Chávez, indiscutible líder venezolano y latinoamericano, y que se expresó en maquinaciones económicas, fuga de capitales, desabastecimientos, pero también una serie de sabotajes terroristas, que afectaron distintas áreas de la economía estatal y la vida cotidiana en el caso de la electricidad y los apagones múltiples, entre otros.

Eso es golpismo y terrorismo golpista, afectando los logros que en estos últimos años convirtieron a Venezuela, en otro país, donde millones de marginados y excluidos recuperaron su derecho a una vida digna, educación, cultura, salud, viviendas y tantos otros cambios verdaderamente revolucionarios.

Por supuesto como la expresión más acabada de la guerra sicológica , dentro del esquema de la contrainsurgente Guerra de Baja Intensidad, es la desinformación, los medios masivos de comunicación dependientes del hegemonismo imperial, han vehiculizado el golpismo, mintiendo, engañando, cayendo en la amoralidad, como lo hicieron durante la enfermedad y muerte del presidente Chávez, que los derrotó una y otra vez, hasta en sus funerales, donde no pudieron ocultar la verdad de lo que sentía y expresaba multitudinariamente la mayoría del pueblo venezolano.

Los crímenes y ataques han sido presentados como “ocho muertos durante las protestas en Venezuela”, por los medios del poder hegemónico. Es una manipulación criminal, porque los muertos fueron asesinados en distintos lugares, no en enfrentamientos sino a mansalva, incluso en las puertas de sus casas. Todos eran militantes de la coalición reconocida como triunfadora por el tribunal electoral. Esta manipulación escandalosa se dio en todos los medios de la red controlada por el poder imperial y que suelen manifestarse como “periodismo independiente”. Asimismo desde el primer momento Maduro dijo que podían revisarse los resultados y en ningún momento se negó a hacerlo Y este discurso desapareció de esos medios.

Pero Capriles no se presentaba con supuestas pruebas como correspondía a los tribunales correspondientes, que son los que deben autorizar un recuento, siempre y cuando sean pruebas reales, lo que no ha sucedido en todo lo que mostró la oposición, incluyendo fotografías de la quema de boletas, una foto del pasado, que no puede darse hoy cuando el sistema electoral es electrónico y como dice el CNE no puede imaginarse un conteo manual típico.

Capriles no interrumpió su marcha anunciada dos días después del proceso electoral, ante el “dolor” por las muertes(producidas por sus seguidores, aparentes mercenarios como los que se conducían en motocicleta cuando asesinaron a una de las víctimas. El se volvió a tras porque habían llovido los reconocimientos al triunfo de Maduro. Esto no significa que no intenten otras maniobras y trampas.
Se develan las tramas

El terrorismo golpista quiso ser mostrado como un enfrentamiento recordando aquellas primeras imágenes del 11 de abril de 2002, cuando se mostraba a un grupo de seguidores de Chávez, asesinados y heridos por las hordas golpistas, frente al edificio de Miraflores, mostrados por los medios contrainsurgentes como “los primeros muertos del dictador Chávez”.

En estas horas ¿alguien podría pensar que los militantes de la revolución bolivariana estuvieran incendiando o tratando de hacerlo, los mercados estatales( Misión Mercal) o las empresas estatales, recuperadas o las viviendas que tanta felicidad están trayendo al pueblo venezolano? .

Como lo intentaron hacer con el presidente Evo Morales, cuando paramilitares de Pando- estado de la Media Luna, donde reina el fascismo de le derecha más brutal- al que intentaban acusar de “violar los derechos humanos” por una masacre de campesinos indígenas que llegaban a apoyar a su presidente en septiembre de 2008.

Este crimen era parte del golpe que fracasó en Bolivia y donde la presencia de la Unión Sudamericana de Naciones (UNASUR) fue clave para desmentir y derrotar la manipulación y el golpismo. Allí quemaron edificios estatales, las radios y la televisión popular, en suma unos 171 . Incluso destruyeron conductos petroleros. Pero no pudieron, porque esta es otra América Latina.

El plan venezolano era esto y mucho más, Un trabajo de inteligencia, tratando de golpear estructuras de las Fuerzas Armadas y dividirlas, proclamar también los “desencuentros” cuando no “odios” entre las principales figuras que dejó Chávez en distintos puestos gubernamentales. Aunque entendieron que hay un pueblo empoderado que es su principal talón de Aquiles para intentar tomarse Venezuela.

Pero continuarán intentando todo, y en este momentos están actuando en forma conjunta movilizando las derechas en todos nuestros países, después de haber infiltrado o “domesticado” por otras vías y recursos a algunas izquierdas locales, reales o supuestas, que caminan del brazo por las calles del golpismo con los derechistas más reconocidos, generosamente financiados por el imperio..

El análisis y todas las probabilidades que se investiguen en el caso venezolano serán muy útiles para América Latina, que necesita enormes certezas de unidad y solidaridad frente a las recientes declaraciones del Secretario de Estado estadounidense, John Kerry quien consideró a Latinoamérica el “patio trasero” de Estados Unidos y exhortó al presidente Barack Obama a “acercarnos de manera vigorosa” a la región.

No hay nadie que ignore de que se tratan los “acercamientos” de Estados Unidos a su “patio trasero” que se les ha ido de la mano e intentan recuperar agitando la vieja Doctrina Monroe, de América para los americanos (léase norteamericanos ). Aquella expresión que no decían muchos intelectuales porque estaba “perimida “ como la Doctrina Monroe, suenan soprendentes en bocas de Kerry, evidenciando la decrepitud del el imperio. .

El proyecto de recolonización continental está en marcha y nuestros espejos son Afganistán, Irak. Libia, Sudán , Yemen, Sira ahora resistiendo ante el avance mercenario a los que utiliza y dirigen las fuerzas especiales de Estados Unidos , Israel y otras potencias ,y la benemérita Organización del Atlántico Norte que se afila las uñas para avanzar sobre nuestro continente.

Kerry habló ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Nada menos.

Por eso siguen alentado a los Capriles, a los grupos terroristas de Miami, para asolar a Cuba a sus “Fundaciones democráticas” a sus tropas itinerantes. Millones de dólares circularon para golpear a Venezuela y andan en manos de las derechas más dependientes de las inteligencias extranjeras que hayan existido en la región y, que urden la trama del regreso colonial.

Nuestra América nos necesita unidos, juntos, impidiendo los divisionismos con los que tanto juegan y una necesidad de actuar más responsable e inteligentemente que nunca, aunque nos duelan y sorprendan los traidores que siempre comienzan su camino como ultrarevolucionarios, para terminar en los andenes de la contrarevolución.

Estamos ante un nuevo tiempo, pero no aislados sino unidos y el enemigo tiene mucha fuerza, pero ha creado tantos frentes y contadicciones que ya comienza a incendiarse por dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada