lunes, 13 de febrero de 2017

JOSE CARMONA: NICOLAS MADURO MOROS PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA




RUJILLO, 12 DE FEBRERO DE 2017
CIUDADANO: 
NICOLAS MADURO MOROS
PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
SU DESPACHO.

Reciba un cordial saludo revolucionario, patriótico, solidario y profundamente chavista, a su vez deseando continúe cosechando éxitos en la noble labor que desempeña. La presente es para hacer de su conocimiento una situación que ha afectado a la militancia ipcista, a mi persona en lo particular y como representante regional de un partido de la revolución, la cual expongo a continuación de manera detallada:

-Desde el año 1995 me he desempeñado como Secretario General del Partido Independientes por la Comunidad Nacional (IPCN), organización política que forma parte del GPPSB y de la cual soy miembro fundador. 

-He obtenido una larga trayectoria política a lo largo del territorio trujillano trabajando con el pueblo en sus diversas formas de organización: Colectivos de agricultores, movimientos sociales, frentes, organizaciones comunitarias, deportivas, culturales y diferentes comités de defensa, en un proyecto para articular, convocar, unificar, reunificar, generar y promover en éstos mecanismos de interacción que les permitan solucionar sus problemas, así como reactivar todas las fuerzas de la Patria disponibles en función de la defensa de la revolución en nuestro país.

-Más de 7000 trujillanos han sido capacitados de manera gratuita a través de la academia sin fines de lucro PROINCA de la cual soy fundador, para incorporarlos al mercado laboral y crear en ellos independencia financiera. 

-Coordino a nivel regional el “Frente Constituyente del Poder Popular Klever Ramirez Rojas”, organización nacional representada y dirigida por Hector Salas y Fernando Soto Rojas. 

-He accionado políticamente en todos los escenarios electorales del país y región por más de 17 años, siempre en defensa de la revolución, del legado del Presidente Hugo Chávez y en apoyo al gobierno socialista presidido por nuestro presidente obrero Nicolas Maduro.

Todo lo anterior expuesto entre otros se puede comprobar a través de registros de prensa, documentos y archivos que, de ser necesario, puedo demostrar en el momento o circunstancia que se considere necesario, como muestra fehaciente de que siempre he sido, soy y seguiré siendo un luchador social revolucionario en defensa de este proyecto socialista y patriótico de la cual siempre he creído. 

Sin embargo, nunca obtuve a cambio beneficios particulares o cargos en la administración pública que permitan poder ayudar a una militancia necesitada y excluida que, de una u otra manera, confían y siguen confiando en este trabajo para poder solucionar los múltiples problemas que los aquejan. Los beneficios sociales en materia de vivienda, becas, pensiones u otro han sido inaccesibles. Como ejemplo, no he podido conseguir siquiera una vivienda principal propia para mi familia, conformada por mi esposa y dos niñas de 10 y 11 años; la vivienda que habito es alquilada por más de 14 años y constantemente los dueños de esta me recuerdan que debo desocupar con prontitud.

Ahora bien, a partir del año 2014 logro obtener por primera vez un contrato en el CLET por comisión del Ing. William Martorelli, cuya función asignada fue el accionar políticamente en los escenarios que se requieran en defensa de la revolución, trabajo que he cumplido a cabalidad y en lo cual se puede demostrar a través de archivos registrados, incluso por la web. Dicho contrato fue renovado en el año 2015 y 2016 y gracias a ello, logro obtener cierta ayuda económica para traslados hacia las comunidades, papelería, o costear ciertos gastos obligatorios y necesarios para mantener el partido. Fue en el presente año (2017) que sin ninguna razón, notificación verbal o escrita, me doy en enterado por terceros que me ha sido negada la posibilidad de continuar trabajando, ni fijo (como creí que sucedería por tres contratos consecutivos en el cargo y que legalmente me corresponde), ni como contratado, situación que más tarde confirmo ante las oficinas de recursos Humanos del CLET

Aparte de ello, es inaceptable que no haya quien asuma la responsabilidad de lo sucedido ni me den una explicación concreta del porqué de ésta situación, lo que considero un acto real de injusticia, maltrato, irrespeto, deslealtad y gran decepción. Tengo verdadera solvencia moral, he defendido con coraje y valentía a este proyecto revolucionario desde sus inicios y he levantado las banderas del socialismo, un socialismo que cree en la inclusión, que respeta y defiende los derechos humanos de todos por igual. 

Realmente es una situación que me afecta desde todos los puntos de vista: políticamente, porque para nadie es un secreto que algunos partidos del GPP, aun siendo revolucionarios y que han contribuido a que militantes del psuv se mantengan en sus cargos, son vistos por éstos como organizaciones opositoras y su militancia es maltratada y/o excluida de los beneficios que por ley nos corresponde; económicamente, porque además de los gastos expuestos con anterioridad, tengo responsabilidades familiares que se ven afectadas, y más en estos momentos tan difíciles; y personalmente, porque me ha creado sentimientos de frustración, desengaño y poca valoración de mi desempeño. Por otro lado, aún no logro aceptar que me violen los derechos de esta manera, cuando además observo con impotencia que dentro del mismo organismo donde laboraba, personas opositoras acérrimas que mal ponen al gobierno abiertamente, sean contratadas sin ningún reparo, e incluso a algunos les otorgan el cargo fijo con menos de un año en su desempeño

Es lamentable ahora que yo deba recurrir a otras instancias jurídicas para denunciar los hechos y reclamar lo que por ley me corresponde. ¿Qué necesidad hay que organismos del estado queden públicamente en entre dicho, cuando bien se pudiera evitar si las personas a cargo de su administración actuaran con sensatez y objetividad, en vez de mostrar soberbia, arrogancia, malas actitudes, presuntuosos de ser infalibles y abuso de poder

Es por esta razón que me dirijo a ud., para que interceda en este caso y tome cartas en el asunto, a manera de solventar esta situación de la mejor forma posible, puesto que no solo han sido violado mis derechos como persona natural, sino como máximo representante regional de un partido revolucionario que exige respeto por parte de quienes ocupan altos cargos en la administración pública debido a nuestro aporte. 

Sin otro particular, agradeciendo la receptividad que pueda darle a la presente.

JOSE CARMONA
C.I.. 4.314.102
SEC. GRAL DEL IPCN TRUJILLO
0424 7584907



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada